La aparición de les escrituras minúsculas

Entre los siglos II y III d. C. apareció una nueva escritura llamada minúscula, un proceso largo que ya habría empezado en el siglo I d. C., que se caracteriza por incluir algunas letras en el sistema cuadrilineal. Por lo que respecta a las características de las letras minúsculas más primitivas, destacan:

-La “E” es como la épsilon griega.
-La “N” continua siendo mayúscula.
-En la “P” y la “Q” el trazo vertical se alarga.
-La “X” sufre un claroscuro.
-La “Y” es como la épsilon.

En ese momento está triunfando la forma de escritura que se utilizará hasta la actualidad en la Europa Occidental. Parece ser que la transformación es el fruto de un proceso de simplificación de la escritura capital. Letras como la “B” van perdiendo el trazo superior para terminar formando la “b” minúscula.

Las fuentes disponibles son las usuales, las de la vida cuotidiana. Este proceso de transformación a partir de los grafitis de las zonas periféricas del Imperio se ha detectado entre los documentos escritos sobre papiro de la administración romana de Egipto, y los especialistas se han dado cuenta de que los copistas simplificaban la ejecución de las letras, coincidiendo con aquello que se había visto en el ámbito de los grafitis.

En el siglo III d. C., la escritura minúscula va ganando espacio. No sólo se usa en documentos sino también en textos literarios. Las formas se mantienen inmutables, varía el eje de escritura pero permanece la forma. Compartidas por otra escritura minúscula, la semiuncial, que se mantiene desde el siglo IV al IX.

Dos posibles explicaciones sobre el paso de la mayúscula a la minúscula:

-J. Mallon dice que este paso de la mayúscula a minúscula se debería a la transformación del eje de escritura, pasando a un eje vertical con la minúscula. El error de esta explicación es que se afirma que este paso se ha producido solamente por el cambio de posición de la letra, cuando en realidad se trata de un conjunto de factores.

-Cencetti destaca la importancia de analizar las escrituras cuotidianas y usuales que responden a las necesidades de la vida diaria. Interesa el contexto social y los autores de esta transformación.


Ejemplos:

-De Bellis Macedonicis (ca. Siglo III d. C.; British Library, papiro 745): es un documento interesante para estudiar los orígenes de la escritura uncial. La “D” ya es “d” y la “Q” ya es “q”, por ejemplo.

Detalles del papiro 745. Fotografías: British Library (http://www.bl.uk/manuscripts/FullDisplay.aspx?ref=Papyrus_745)

-Epítome Livio (entre los siglos III y IV d. C.; British Library, papiro 1532): presenta el origen de la escritura minúscula. Según Lowe, es del siglo III-IV; hay otros que hablan del siglo II-III.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada