Los números romanos


La numeración romana emplea siete letras mayúsculas, a las cuales corresponden los siguientes valores:


Para escribir los números romanos, se deben cumplir con las siguientes reglas:

1. Si a la derecha de una cifra romana se escribe otra igual o menor, el valor de ésta se suma a la anterior. Ejemplos: VI = 6; XXI = 21; LXVII = 67.

2. La cifra “I” colocada delante de “V” o “X”, les resta una unidad; “X”, precediendo a “L” o “C”, les resta dos unidades; y “C”, ante “D” o “M”, les descuenta cien unidades. Ejemplos: IV = 4; IX = 9; XL = 40; XC = 90; CD = 400; CM = 900.

3. En ningún momento se puede poner una letra más de tres veces consecutivas. Ejemplos: XIII = 13; XIV = 14; XXXIII = 33; XXXIV = 34.

4.”V”, “L” y “D” no pueden duplicarse porque hay otras letras como “X”, “C” y “M” que representan su valor duplicado. Ejemplos: X (no VV) = 10; C (no LL) = 100; M (no DD) = 1.000.

5. Si entre dos cifras existe otra menor, esta restará su valor a la siguiente. Ejemplos: XIX = 19; LIV = 54; CXXIX = 129.

6. El valor de los números romanos queda multiplicado por mil tantas veces como líneas horizontales se coloquen sobre los mismos. Ejemplos:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada