Los comicios tribales ('comitia tributa')


Los comicios tribales (comitia tributa) eran mucho más democráticos que las otras dos asambleas populares, pues en estas participaban todos los ciudadanos, independientemente de su clase social. En sus inicios era conocida como concilia plebis, y tan sólo permitía la asistencia a los plebeyos. Estaba dividida en 35 tribus (4 urbanas y 41 rurales). Pertenecer a este grupo dependía de los antepasados y estaba presidida por un tribuno de la plebe. Con el tiempo (Ley del 449 a. C., ratificada en el 339 a. C. y especialmente en el 287 a. C.), las asambleas de la plebe se convirtieron en Asambleas populares con la participación de todos los ciudadanos, tanto patricios como plebeyos.

No obstante, se conservó formalmente la distinción entre “asambleas plebeyas de tribu” (concilia plebis tributa)  “comicios tribales” (comitia tributa), a pesar de que en la práctica no había distinción de clases y cualquier grupo social participaba tanto en los comicios tribales como en los concilios de plebe. Las asambleas plebeyas de tribu estaban presididas por los tribunos de la plebe o por los ediles plebeyos y trataban los temas que afectaban a la plebe. Los comicios tribales, en cambio, estaban presididos por los cónsules, por los pretores y por los ediles curules.

Los comicios tribales solían tener lugar en el foro, en la parte llamada comitium, y raramente se solían producir en la plaza del Capitolio. El procedimiento de votación era muy similar al de los comicios por centurias, votando cada elector dentro de su tribu (la votación se producía simultáneamente en las 35 tribus); a continuación, se contaban el número de tribus que, conjuntamente, habían votado a favor o en contra (con 18 tribus votando lo mismo se podía obtener la mayoría absoluta).

Entre sus competencias, destacan:

1. A partir del año 287 a. C., los comitia tributa se convirtieron en el principal órgano legislativo, pues decidían sobre todas las leyes constitucionales.

2. Tenían competencias judiciales: decidían sobre todas las cuestiones penales que significaran aplicaciones de multas.

3. Eran elegidos los cuestores, los ediles curules, un cierto nombre de tribunos militares (el resto eran nombrados por los cónsules).

4. Otras competencias como la alimentación, la vigilancia de las calles, etc.

5. En las asambleas plebeyas de tribu sólo elegían a los magistrados plebeyos (tribunos de la plebe y ediles curules).


Bibliografía
-FERNÁNDEZ NIETO, F. J. (coord.), Historia Antigua de Grecia y Roma, Valencia, Tirant lo Blanch, 2005.

-KOVALIOV, S. I., Historia de Roma (edición revisada y ampliada por Domingo Plácido), Madrid, Akal, 1989 (1ª ed. 1948).

-ROLDÁN, J. M., Instituciones políticas de la República romana, Torrejón de Ardoz, Akal "Historia del Mundo Antiguo", 1990.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada