Los comicios centuriados (comitia centuriata)

Cónsules y lictores
Los comicios centuriados (comitia centuriata) fueron durante mucho tiempo la principal asamblea popular romana. Tenían un carácter militar, pues en sus inicios, cuya tradición sitúa en tiempo de Servio Tulio, estas eran sólo reuniones de la milicia ciudadana. Como reuniones militares iniciales, se reunían fuera de los límites de la ciudad (pomerium), en el Campo de Marte, y mientras durasen había banderas rojas en la parte alta del Capitolio. Los magistrados que podían convocar y presidir estos comicios eran aquellos que tenían poderes militares (cónsules, pretores, dictadores, interrex).

La votación fue diferente según el período: en un primer momento, desde sus inicios hasta mediados siglo III a. C., el voto se producía dentro de la centuria, donde todas las centurias de una misma clase votaban simultáneamente, y después se contaban las centurias que habían votada a favor y en contra. Como estamos ante una asamblea poco democrática, normalmente si la primera clase (los más ricos) y los caballeros se ponían de acuerdo (ver "Reformas de Servio Tulio"), la votación cesaba si las primeras 97 centurias votaban igual (en total habían 193 centurias, por tanto, 97 era mayoría), pues los más ricos siempre votaban primero y, a pesar de ser menos gente, era un voto en conjunto de la centuria y no individual, de forma que los más pobres, que eran muchos más, raramente conseguían en estos primeros tiempos republicanos ninguna disposición política. Pero, a partir de mediados siglo III a. C., se introdujo una reforma democrática según la cual había un mismo nombre de centurias.
Entre sus funciones, destacan:

1. Hasta la Lex Hortensia del año 287 a. C. (momento en que los comicios tribales alcanzaron máxima importancia), los comicios centuriados fueron el tipo de asamblea estatal romana. Así pues, totas las leyes constitucionales tenían que pasar por los comicios centuriados. A pesar de que a partir del año 287 a. C. esta competencia pasó a los comicios por tribus, siguió existiendo otra competencia en los centuriados.

2. Declaraban la guerra y decidían, en última instancia, la conclusión de la paz.

3. Elegían altos magistrados ordinarios (cónsules, pretores, censores) y algunos extraordinarios (decenviros y tribunos militares con poder consular).

4. Administraban los juicios sobre cualquier causa penal relacionada con la perdida de los derechos civiles (caput).


Bibliografía
-FERNÁNDEZ NIETO, F. J. (coord.), Historia Antigua de Grecia y Roma, Valencia, Tirant lo Blanch, 2005.

-KOVALIOV, S. I., Historia de Roma (edición revisada y ampliada por Domingo Plácido), Madrid, Akal, 1989 (1ª ed. 1948).

-ROLDÁN, J. M., Instituciones políticas de la República romana, Torrejón de Ardoz, Akal "Historia del Mundo Antiguo", 1990.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada