Cuestiones previas. El surgimiento del Estado

El surgimiento del Estado como una organización sociopolítica constituye un proceso de larga duración que fue cristalizando y madurando poco a poco durante la segunda mitad del IV milenio a. C. En su creación, a parte de la existencia i consiguiente control, gestión y monopolio del excedente agrícola por parte de una elite minoritaria, se produjeron otros fenómenos que permitieron catalizar el proceso de estatalización.

Para T. A. Wilkinson (2001: 314), el Estado seria “una entidad territorial con un sistema de ejercicio de autoridad legal sobre su población”.

Pero quien estableció con más certeza las características del Estado fue V. Gordon Childe, que las enumera de la siguiente forma:

1. Aparición de los primeros centros urbanos, más extensos y densos.
2. División del trabajo y existencia de especialidades a tiempo completo.
3. Concentración del excedente agrícola como tributo regular y obligatorio a sus productores.
4. Construcción de edificios públicos de carácter monumental.
5. División social en clases, donde gobierna una pequeña parte que controla la mayor parte del excedente.
6. Surgimiento de la escritura como forma de registro.
7. Creación de ciencias exactas y productivas (astronomía, geometría, aritmética, etc.)
8. Elaboración y expansión de nuevos estilos artísticos.
9. Importación de materias primas foráneas por medio del comercio.
10. Organización estatal basada más en la residencia que en el parentesco (Campagno, 2006: 30).

No obstante, según Campagno no todas las culturas que pueden ser identificadas como Estados reúnen todas y cada una de estas características, ni totas las características son exclusivas de sociedades urbanas:

-Entre los criterios de índole más cuantitativo (1, 2, 4, 8 y 9), algunos de ellos son compartidos por culturas no estatales (2 y 4).
-Aquellos que son más bien de carácter cualitativo (3, 5, 7 y 10), sí son propios del Estado, aunque no todos ellos lo tengan simultáneamente.

E. Service establece los siguientes puntos:

1. Jerarquía de clases bajo la autoridad de un gobernante.
2. Una burocracia centralizada que recoge y cobra impuestos y que impone leyes a la población en su conjunto.
3. Existencia de una clase sacerdotal.
4. Demarcación de fronteras políticas, a veces fortificadas.
5. Asentamientos urbanos, con palacios, templos y otros edificios públicos amplios (Wilkinson, 2001: 314)

M. Campagno se centra en los aspectos cualitativos e identifica las organizaciones sociopolíticas estatales como poseedoras de tres capacidades:

1. Capacidad de coerción, que supone el monopolio y uso sistemático de la fuerza por parte del Estado, tanto hacia dentro como hacia fuera.
2. Capacidad de creación, manifestada en la capacidad de transforman el entorno y, de esta forma, de realidad y organizar obras públicas, fundar asentamientos, etc.
3. Capacidad de invención, que permite al Estado mediante las dos capacidades anteriores, reorientar, interferir, monopolizar, recodificar, gracias a un sistema burocrático.

De la misma forma, Campagno destaca que en las sociedades estatales conviven dos lógicas de estructuración social: 1) la lógica del parentesco, preestatal y que convive con la otra; 2) la lógica del Estado, que se superpone a la primera, la transforma pero con la cual convive y de la cual se sirve para su funcionamiento.

Recientemente, M. Campagno (2006), atendiendo al hecho de que de forma natural los sistemas parentales no dan lugar a sistemas estatales, existe el problema de cómo los segundos surgieron a partir de los primeros. Parte de la respuesta reside en que cuando se establecen relaciones entre grupos parentales diferentes las formas de relación basadas en el parentesco no sirven y es necesario la creación de nuevas reglas, el Estado, que determinan las interacciones entre los grupos, “espacios intersticiales”, es decir, aquellos escenarios donde el parentesco no es efectivo: la guerra y las relaciones entre conquistadores y dominados, por un lado, y los núcleos urbanos, cada vez más grandes, que engloban poblaciones de diversas procedencias que convergen en un mismo espacio como resultado de la mayor complejidad económica y el control de territorios cada vez más amplios.

Bibliografía
-CAMPAGNO, Marcelo, “De los modos de organización social en el Antiguo Egipto: Lógica de parentesco, lógica de Estado”. Estudios sobre parentesco y Estado en el Antiguo Egipto, Buenos Aires, 2006, pp. 15-50.

-WILKINSON, T. A. H., "State". OEAE, III, pp. 314-319.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada